Recomendación de la semana – Up & Up

Por Capitán Estéreo

Esta semana les traigo uno de esos lugares que le hacen honor al término “algo tranquilo”, en lo más alto del edificio, (elevador al Rooftop – piso 13) de un hotel llamado “The Robey”  en la ciudad de Chicago  y siendo este el último lanzamiento de los hoteles pertenecientes al “Grupo Habita” se encuentra “Up & Up”.

Un bar de diminutas dimensiones, una barra pequeñita en el fondo, mesas y sillones donde acomodar entre 5 y 10 personas resulta difícil, pero que da ese toque callado y exclusivo que bien podríamos utilizar para una plática amena y sin distracciones.

Calculo  que el lugar debe sentar cerca de 50 personas en su interior, pero tiene ese plus de una extraordinaria terraza exterior y que podríamos decir cuenta con una de las mejores vistas de la ciudad, el Downtown visto desde una perspectiva peculiar y que probablemente no muchos edificios del vecindario (Wicker Park/Bucktown) ofrecen.

IMG_5275.JPG

La carta no ofrece mucha variedad en cuanto a los alimentos, sin embargo tiene una variada selección en cuanto al alcohol se refiere y claro, siempre poniendo a relucir los cócteles únicos y propietarios del lugar, ahora que si la tirada es beber un par de cervezas, el lugar cumple a la perfección con una selección de chelas locales y un par de extranjeras para aquellos gustos necios, el costo es accesible y nada fuera de lo normal para la zona en que se sitúa.

El lugar abre todos los días y cierra cerca de la 1 de la mañana, desafortunadamente la terraza cierra por ahí de Octubre debido al “buen clima” que azota a la ciudad de los vientos por cerca de 6 meses. Como tip,  consideren conocer el lugar durante el verano para tener una experiencia de antología.

Finalmente, al salir no olviden parar por un par de tragos en “Cabana Club” ubicado el sexto piso y ya de paso rematar la noche en el “Robey Lounge” en el segundo piso y quizás hasta quedarse en una de las habitaciones del hotel o en el hostal que comparte el edificio “The Hollander” este último destinado para aquellos con un presupuesto menor, pero eso lo dejamos para alguna recomendación futura.

Sin más de este lugar…

Chicago y su cuadrante mágico.

Por Capitán Estéreo

Ubicada en el estado de Illinois al norte de los Estados Unidos de América  y un tanto cercana a la costa este, con un apodo coloquial que la denomina la “Ciudad de los vientos” (no hay un solo día que no te despeine) y teniendo al Lago Michigan como su referente,  como salida de una historieta se encuentra la ciudad de Chicago.

Y es que esta ciudad tiene prácticamente todo, entre ello, un invierno devastador, un verano fabuloso, imponentes rascacielos, lugares para cultivarse y sobre todo restaurantes y comida de todo tipo, se podría decir que solo faltan unos buenos tacos al pastor para pegarle a la ciudad de México en cuanto a la gastronomía se refiere.

Chicago y su cuadrante texto1

Pero hay un pequeño detalle que a mí me llamó mucho la atención y que es notable como casi nadie le da importancia y que incluso la gente local desconoce o simplemente les vale dos kilos, y es como ubicarse de manera rápida, sencilla y confiable sin la necesidad de una brújula (Smartphone) hoy en día.

Ubicado en el Chicago Loop y donde convergen las calles de Madison y State se encuentra el epicentro de la ciudad, de ahí parte prácticamente todo, Madison divide el Norte del Sur y State divide el Este del Oeste, es increíble ver cómo ahí comienza toda la numeración, por supuesto, con el número 1, 1 N Madison, 1 S Madison, 1 E State y 1 W State, partiendo de ahí cada cuadra incrementa sus direcciones en cientos, por ejemplo, dos cuadras hacia al Sur de Madison se encuentra el 200 S Madison y así sucesivamente, increíblemente y por asombroso que parezca, nunca más me volví a confundir en encontrar una dirección.

Chicago y su cuadrante texto2

Como lo descifre?  y no es que yo sea el “Sherlock” de los tiempos modernos ni mucho menos, ni me clave en los libros para investigar las cosas, quizás le invierta tiempo a la Wikipedia de vez en cuando, pero no, ninguno de esos magníficos repositorios de conocimiento me ayudaron a descubrir semejante hallazgo.

Fue un taxista, claro, y donde más, en 10 minutos de viaje y destinado a comprar mi despensa (canasta básica) me explicó cómo funciona la numeración en la ciudad, el sistema de transporte público que rodea al centro de la ciudad y uno que otro tip de cómo saber exactamente donde cruzan calles de importancia y que hasta la fecha sigo aplicando.

En un futuro cercano, más de los viajes y destinos por el mundo.

Sin más de esta historia…